Patria de Martí Artículos y Ensayos

Carta abierta al Presidente Obama, ante su inminente viaje a Cuba

carta abierta a Obama

Sr. Presidente.

Permítame que en unas breves líneas me atreva a recordarle que uno de los temas que usted no puede olvidar en su viaje a Cuba es el de los presos políticos.

Si, ya se Sr. presidente, que a usted le han contado fuentes de toda solvencia ,como lo es sin duda su Eminencia el Cardenal Ortega Alamino, que no hay en la Isla un solo preso político, y que si acaso los hubo, ya están todos libres y seguramente fuera de Cuba .

Yo le voy a hablar de uno: se llama Ernesto Borges Pérez y está pronto a cumplir veinte años de cautiverio.

Ernesto Borges es un preso acusado de espionaje a favor de los EEUU según relata su sentencia, y tal vez esta circunstancia le lleve a usted, Sr. Presidente, a tomar en consideración su nombre y sus circunstancias a fin de exigir a los mandatarios cubanos su inmediata liberación

Ernesto Borges, Sr. Obama, es compañero de presidio de aquel que usted llamo “nuestro hombre” y la prensa renombró como “el hombre de Obama”, me refiero a Rolando Sarraff Trujillo , al que usted públicamente agradeció los valiosos servicios prestados a la nación americana , el día en que fue liberado . Recibimos su liberación con enorme alegría, pues por ella peleamos, aunque nadie lo haya visto desde entonces, se desconozca su lugar de residencia, y extrañe su absoluto silencio.

Con la liberación de Roli Sarraff, el convencimiento de que el próximo liberado seria el ex Capitán de la contrainteligencia Ernesto Borges nos devolvió la esperanza; pero una vez más, como suele pasar con las cosas de Cuba, aquello que parecía lógico se torno en siniestro olvido Con el animo por los suelos , pero con las ganas de lucha intactas se encuentra el mejor valedor de Ernesto, su padre Raúl Borges; ese pequeño gran hombre que gasta sus escasas fuerzas en señalar a una muy escasa y fatigada audiencia, cuando no indiferente, el injusto trato que sufre su hijo y sus compañeros de presidio político, el túnel sin salida por el que transita el espinoso tema de los derechos humanos, el maquillaje con el que se muestran los anhelados cambios, y la acrecentada represión a lo largo y ancho de la isla. Si lo sabrá él, que la sufre día a día.

De ahí, que ante su importantísimo e inminente viaje Sr. presidente, nos atrevamos a recordarle el muy incomodo tema de los derechos humanos y las libertades individuales, como ineludible asunto a tratar con los que mandan en Cuba. Ernesto Borges debe ser liberado, como deben ser liberados todos los presos políticos y de conciencia en Cuba .De no ser así, si su viaje no conduce a soluciones definitivas sobre estos temas, nada aplacara las voces que lo acusan de entreguismo ante la dictadura cubana, lo que sin duda enturbiara, un poco más, el complicado final de su mandato. Usted, que fue elegido como el presidente de la esperanza, acabará siendo recordado, si no se cumplen las expectativas que el histórico viaje ha creado, como el presidente que viajo a Cuba para enterrar las ansias de libertad de sus ciudadanos.

No le de la espalda a la justicia y evite tan feo y triste final.

Mari Paz Martínez Nieto

Asopazco 2016

 

¿Te gustó?, ¡Compártelo con tu opinión!

Estados Unidos en desconcierto

Estados Unidos el desconcierto

Ya en el siglo XIX Domingo Faustino Sarmiento se había percatado de la naturaleza institucional de los Estados Unidos y al respecto dijo en sus Comentarios a la Constitución Argentina, “Los partidos políticos no discuten cuestión alguna que a la Constitución se refiera. Todos los partidos están de acuerdo sobre lo que en el resto del mundo es motivo o pretexto para las revoluciones y el despotismo”. Más recientemente Kruchev dijo: “Los partidos políticos norteamericanos se diferencian tanto como la Coca Cola y la Pepsi Cola”. Nada más cierto que las anteriores observaciones, diría que hasta la llegada de Obama a la presidencia de Estados Unidos.

    

     El sistema norteamericano es el Rule of Law (“Estado de derecho”), que es ético, político y jurídico. Una idea fundamental por tanto del mismo es que los partidos políticos no pueden discutir la Constitución sino tan solo lo que denomina issues (“temas”). o sea cuestiones específicas  como pueden ser el matrimonio homosexual o el aborto. En otras palabras, el sistema ético político creado por los Founding Fathers no entraba en discusión. Por ello hasta 1918 el derecho al voto estaba limitado y no podían votar las mujeres, los negros ni nadie que no tuviera un ingreso de cierto nivel. La idea fundamental era que las mayorías tal como lo describe Madison en la Carta 51 de El Federalista, no tienen derecho a violar los derechos de las minorías. Es decir los derechos individuales a la vida, la libertad, la propiedad y el derecho a la búsqueda de la propia felicidad. Por la misma razón el poder del gobierno está limitado por el poder judicial, que es quien dice qué es la ley de acuerdo a los derechos que garantiza la Constitución Nacional.

    

     Esa situación desafortunadamente en la actualidad parece cambiada y por esa razón ya el gasto público ronda el 40% del PBI por primera vez en la historia. Y en este evidentemente modificado panorama de la situación política americana nos encontramos ante las próximas elecciones para presidente. En primer término ha surgido un candidato republicano cuyo pensamiento, a mi juicio, desconoce los principios en que se basa el Rule of Law. Hoy parece estar en juego el sistema que cambió la historia del mundo. Estados Unidos fue y sigue siendo un país de inmigrantes, precisamente porque ofrece oportunidades que no se dan en otros países, pero por supuesto es el derecho del gobierno americano de establecer las condiciones para recibir a los inmigrantes. Hoy Donald Trump ha declarado su oposición a los inmigrantes y así planea una lucha interna del partido entre los blancos y los llamados hispanos.

  

     Nada más falaz a mi juicio que la falacia de esa dicotomía para describir el mundo político del país más importante del mundo. En primer lugar los llamados hispanics tienen diversas razas y una de ellas es la blanca que fuera incrementada a partir de la partida de los cubanos de Cuba a la llegada de Fidel Castro. Pero más aún es obvio que el pensamiento político de los hispanos es muy diferente y depende en gran medida de las razones por las cuales abandonaron sus propios países. Una es como la de los cubanos que llegaron a Estados Unidos en busca de libertad y crearon en Miami la capital de América Latina. Otra diferente es la que surge a través de Texas, proveniente de México y de Centroamérica por razones de pobreza. A ésta es a la que se ha referido descalificatoriamente Donald Trump y por ello pretende que se construya un muro en la frontera a cargo del gobierno de México.

   A mi juicio el pensamiento político, tanto de Marcos Rubio como de Ted Cruz, está más cerca de Madison, Hamilton y Jefferson que el de Donald Trump. Esto es lo que encuentra dividido al Partido Republicano, y por esa razón me parece que el riesgo de que Trump sea el próximo candidato republicano no se debe a la sabiduría de su pensamiento sino a la aparente disyuntiva racial planteada en esta lucha. Pero recordemos que tanto Rubio como Cruz son blancos. Y dicho sea de paso el pensamiento de Trump referido a la religión musulmana constituye una violación de la Primera Enmienda de la Constitución americana: “El Congreso no hará ninguna ley al respecto del establecimiento de religión ni prohibir el libre ejercicio de la misma...”. Asimismo estaría violando las enmiendas IV y XIX.

   

     Ni que hablar de la disyuntiva del Partido Demócrata donde el candidato opositor a Hillary Clinton, Bernie Sanders, se ha declarado socialista. Ya debiéramos saber que el socialismo en Estados Unidos es inconstitucional, pues implica la decisión a piori de violar el derecho de propiedad. Y por supuesto implícitamente la violación del derecho a la búsqueda de la propia felicidad, que fuera expuesto por Jefferson en la Declaración de Independencia norteamericana, y como bien dijera John Locke es el principio fundamental de la libertad. Y dicho sea de paso está reconocido en el artículo 19 de la Constitución argentina. La Sra. Hillary Clinton no se ha manifestado socialista, pero recordemos que cuando su marido fue presidente de Estados Unidos, se vio obligado a retirarle los poderes políticos, pues ella estaba aparentemente en contra de la política de respeto a los derechos individuales seguida por él. Hoy su preponderancia parece responder a la tendencia a la búsqueda de la igualdad, que como ya sabemos es el principio opuesto al Rule of Law.

   

     Diría que los candidatos que tienen más posibilidades, Trump y Clinton no representan el verdadero sistema americano, sino la tendencia izquierdista prevaleciente y fuera desarrollada por Obama, cuya prueba más evidente no es solo el Obamacare, sino la amistad, el acuerdo con Raúl Castro y su próxima visita a La Habana. Política a la cual no se han opuesto públicamente ni Trump, ni Clinton. La alternativa que está en discusión no parece ser más que el problema inmigratorio, y por ello aparentemente los llamados hispanics habrían de tener una cierta importancia en definir quién será el próximo presidente de Estados Unidos. No puedo menos que lamentar que en los momentos en que algunos países de América Latina, con Argentina en primer término, han dado un vuelco político hacia la libertad, Estados Unidos se encuentre ante esta alternativa aparente de seguir el fracasado sistema europeo del Estado de Bienestar.

¿Te gustó?, ¡Compártelo con tu opinión!

Es la incoherencia, estúpido

la incoherencia estupido

Obama viajará a Cuba. Su visita es más importante que la de los papas. Obama es la persona más popular en Cuba. En la Isla, después de cincuenta y ocho años de comunismo, no quedan muchos católicos, y apenas hay marxistas, pero existen millones de personas delirantemente pronorteamericanas.

¿Servirá la visita de Barack Obama para acortar la vida de la dictadura? Los cubanos no lo creen y continúan huyendo del país por cualquier vía. Obama, a estas alturas, tampoco lo cree. Ha advertido que nadie debe hacerse ilusiones con el régimen castrista. Es una dinastía militar tercamente estalinista. A lo mejor, dentro de muchos años, el comercio ablanda al régimen y, poco a poco, surgen vestigios de democracia, pero no hay la menor garantía de que eso suceda. Casi todos los ejemplos demuestran lo contrario.

La Constitución especifica que el comunismo es irreversible y que el país está condenado a la dirección eterna del Partido Comunista. Se lo acaba de reiterar Granma al presidente Obama en un editorial terminante. Seguramente, el próximo congreso del Partido, anunciado para mediados de abril, ratificará ese rumbo siniestro.

El sistema no tiene cura. Es como el que nace bobo, enano o cabezón. No existen los exbobos o los exenanos. Así será hasta que muera. Han abierto un mínimo espacio económico, pero muy vigilado y sin otro objeto que apoyar al Capitalismo Militar de Estado diseñado por Fidel y Raúl Castro.

¿Está consciente Barack Obama del genio maligno que ha sacado de la lámpara? Me lo decía, con gran amargura, un expresidente centroamericano, constitucional y democrático, negado, por razones obvias, a dar su nombre: “para ser bien considerados por Washington lo mejor es tratar a los americanos a patadas, como hace Cuba”.

Y luego siguió con su larga lista de reconcomios. La transcribo, más o menos como me la detalló, pero ordenándole su caótico monólogo:

“Aquí vino el vicepresidente Joe Biden, hace poco, y nos amenazó con privarnos de ayuda económica si no nos aveníamos a aceptar los requerimientos de la Seguridad Nacional americana”.

“Si Guatemala no ratificaba ante la ONU la presencia de la CICIG (Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala) le quitaban la ayuda. Luego, por medio de la OEA, le impusieron a Honduras la MACCIH (Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras). En Cuba han renunciado al cambio de régimen, pero aquí no. Se proponen crear mecanismos internacionales de justicia en todos los países de la zona, incluido México”.

“Lo entiendo. Son cinco temas sagrados para los gringos: el narcotráfico, la migración clandestina hacia Estados Unidos, la ayuda a los terroristas, la utilización de los bancos regionales para blanquear dinero y la corrupción de los políticos”.

“Todo eso es comprensible, pero no lo es la incoherencia. Obama es un tipo totalmente incoherente que nos mide con dos varas diferentes”.

-Los Castro practicaron el narcotráfico por años, y nada menos que lo supervisaba el propio Raúl Castro. Ningún otro gobierno latinoamericano, salvo el cubano, lo ha hecho tan descaradamente. El Congreso de USA publicó un libro describiendo esos vínculos.

-El régimen cubano ha impulsado varias veces la salida masiva de balseros hacia territorio americano. Decenas de miles de cubanos han sido públicamente estimulados a emigrar por el gobierno de los Castro. Han sacado criminales de las cárceles y locos de los manicomios para enviarlos a USA.

-Cuba lleva más de medio siglo apoyando a los terroristas. Cultiva la amistad de Hamás, Hezbolá, las FARC e Irán, mientras ayuda militarmente a Corea del Norte. En esa isla se han adiestrado terroristas de todos los países y allí viven asesinos de norteamericanos.

-El sistema bancario cubano, y el FBI lo sabe, es el primer lavadero de dinero mal habido del mundo. Desde el producto de los secuestros de los montoneros argentinos hasta el dinero estafado al Medicare han ido a parar a los bancos cubanos.

-¿Se quiere unos políticos más corruptos que los Castro? Ellos, sus familiares y un centenar de funcionarios y militares, viven como dioses desde hace décadas a costa de un pueblo empobrecido.

“Y a esto hay que agregarle –me dijo– la permanente militancia antiyanqui de los Castro. El Foro de Sao Paulo y el circuito de países del Socialismo del Siglo XXI poseen su vértice y coordinación en Cuba. Venezuela, Bolivia, Ecuador, naciones que tienen permanentemente conflictos con Washington, son estados aconsejados y manejados por los servicios de inteligencia cubanos”.

Terminó con una dolorosa pregunta:

“¿Por qué Obama nos trata tan mal a nosotros y tan bien al único país de América Latina dedicado desde hace décadas a perjudicar deliberadamente los intereses americanos? Yo no lo entiendo”.

Estuve tentado a decirle, a la manera de James Carville: “es la incoherencia, estúpido”, pero me contuve.

¿Te gustó?, ¡Compártelo con tu opinión!

CPJ: Cuba tiene las leyes más severas sobre libertad de expresión y prensa

prensa cubana

El CPJ explica que el Código Penal ofrece a las autoridades cubanas una variedad de disposiciones legales para reprimir el disenso y castigar a aquellos que sean abiertamente críticos del gobierno

Cuba tiene las leyes más restrictivas de las Américas en cuanto a libertad de expresión y de prensa, afirmó este miércoles el Comité de Protección a los Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés) con sede en New York.

El informe del CPJ titulado Leyes penales de difamación en el Caribe señala que “la constitución prohíbe la propiedad privada de medios de difusión y permite la libertad de expresión y del periodismo solo si "mantiene los objetivos de la sociedad socialista".

El CPJ explica que el Código Penal ofrece a las autoridades cubanas una variedad de disposiciones penales para reprimir el disenso y castigar a aquellos que sean abiertamente críticos del gobierno.

“En general, el Código Penal aborda tres formas de delitos de difamación: difamación, injuria y desacato a la autoridad”, subraya.

En el capítulo referente a la Difamación el Código Penal mantiene una prohibición contra la difamación de cualquier institución de gobierno, organizaciones políticas o "héroes o mártires de la República", que es punible con tres meses a un año de prisión o multa.

La Injuria está penalizada en el Código Penal de Cuba en su sección sobre delitos contra el honor, y específicamente, el artículo 321 establece que "[e]l que de propósito, por escrito o de palabra, a través de dibujos, gestos o actos ofenda a otro en su honor", será castigado con tres meses a un año de prisión o una multa.

Además de las disposiciones antes mencionadas, el Código Penal de Cuba también sanciona la calumnia, difamación, insulto o injuria "o cualquier otra forma de expresión despreciativa u ofensiva" contra funcionarios públicos de alto rango, con hasta tres años de prisión.

El informe del CPJ destaca que las leyes cubanas incluyen otras disposiciones penales de amplio alcance que han sido usadas para restringir el ejercicio de la libertad de expresión.

“Cuba mantiene prohibiciones contra la difusión de "noticias falsas" con el fin de "perturbar la paz internacional" o "poner en peligro el prestigio del estado cubano o desacreditarlo".”, este delito es punible con uno a cuatro años de prisión, subraya el informe.

Además, el artículo 103 del código penal prevé sanciones de hasta quince años de prisión por la participación en "propaganda enemiga". 

Del mismo modo, la Ley de Dignidad Nacional de 1997 establece penas de prisión de tres a diez años para "cualquier persona que, de manera directa o indirecta, colabore con medios de comunicación del enemigo", que está dirigida a las agencias de noticias independientes que envían su material al exterior.

El informe del CPJ agrega que son de particular interés el artículo 91 del código penal, que impone largas penas de prisión o la muerte para aquellos que actúan contra "la independencia o la integridad territorial del estado", 219 y la Ley 88 para la Protección de la Independencia Nacional y la Economía de Cuba, que impone hasta veinte años de prisión por pasar información al gobierno de los Estados Unidos, o buscar información clasificada "destinada a interrumpir el orden interno, desestabilizar al país y terminar el estado socialista y la independencia de Cuba".

“El Código Penal de Cuba ofrece varias otras disposiciones penales que han sido usadas para restringir la libertad de expresión y la libertad de asociación y reunión pacífica, tales como los cargos de rebelión, impresiones clandestinas, peligrosidad social predelictiva, asociaciones ilícitas, reuniones y manifestaciones, resistencia y espionaje.

El informe concluye señalando que las estructuras legales e institucionales de Cuba están bajo el control estricto del ejecutivo. Las leyes que penalizan la difamación, el desacato y la "propaganda enemiga" han sido ampliamente usadas para restringir la libertad de expresión bajo la apariencia de proteger la seguridad del estado.

“A lo largo de los años, cientos de personas han sido encarceladas en Cuba por expresar pacíficamente sus opiniones. el hostigamiento, la intimidación, la detención arbitraria y las acusaciones penales continúan siendo usadas para restringir la expresión y distribución de información u opiniones críticas al gobierno. Están dirigidos a disidentes y críticos, en muchos casos periodistas independientes y activistas políticos y de derechos humanos”, afirma el CPJ.

Martí Noticias

¿Te gustó?, ¡Compártelo con tu opinión!

Otros artículos

Por Contando estrellas outono.net/elentir
la-necesidad-de-desmontar-el-comunismo-caso-bielorrusia La necesidad de desmontar el comunismo: caso Bielorrusia, así es la última dictadura marxista europea, en manos de un admirador de Stalin. El país no ha tenido elecciones libres y limpias desde las celebradas en...
Por La Gran Época
trump-toma-medidas-ejecutivas-para-brindar-un-pago-de-desempleo-mejorado-y-reducido El presidente Donald Trump tomó medidas ejecutivas el sábado para extender el pago semanal de desempleo mejorado y a un nivel reducido. Firmó un memorándum durante una conferencia de prensa el sábado por la tarde cuando las...
Por La Gran Época
trump-exigira-a-las-companias-de-seguros-que-cubran-las-condiciones-de-salud-preexistentes El presidente Donald Trump dijo que tiene la intención de firmar una orden ejecutiva para exigir a las compañías de seguros que cubran las condiciones preexistentes de salud. “En las próximas dos semanas voy a procurar una...
Por POLÍTICA VERAZ
trump-responde-comentarios-racistas-de-biden Trump responde comentarios racistas de Biden sobre los afroamericanos cuando alabó a los latinos. Biden dijo: “Por cierto, lo que todos saben pero la mayoría de la gente no sabe, a diferencia de la comunidad...

Subscríbete a Patria de Martí