Subscríbete a Patria de Martí

Patria de Martí Artículos y Ensayos

Los países nórdicos no son socialistas

los países nórdicos no son socialistas

Los países nórdicos no son socialistas. El modelo nórdico es el Capitalismo. En otras palabras, afirmar que los éxitos de los países nórdicos se deben al socialismo no es más que una mentira.

Le adjuntamos los artículos: Afrontadlo, los países nórdicos no son socialistas. Por Mises Institute y Bernie Sanders y el «socialismo nórdico» ridiculizado por ex ministro sueco. Por Más Libertad

Afrontadlo, los países nórdicos no son socialistas

Una de las falacias más comunes de los nuevos populistas es decir que su modelo es el “nórdico” y que esos países son ejemplos de éxito de cómo “funciona el socialismo”. Cuando se lo comenté al ministro finlandés de finanzas Petteri Orpo en una cena reciente de la ECR, no podía creerlo.

Expropiaciones, aumentos masivos de impuestos, apropiación ilegal de ahorros y subordinar el modelo de crecimiento al control político son las cosas que defienden los populistas. Igual que en Venezuela, a la que todos alabaron (de Bernie Sanders a Owen Jones o Corbyn y Chomsky) hasta que quebró. Luego pasaron a la falacia del “modelo nórdico”.

¿Sabéis lo que olvidan los intervencionistas acerca de las naciones nórdicas?

Son líderes en el índice de libertad económica (Heritage) y de facilidad de hacer negocios, según el banco mundial.

La propiedad privada está garantizada por la ley y los ahorros de los ciudadanos son completamente privados y están libres de control público. Todos los países nórdicos han estado rebajando su cuña fiscal y (hasta los últimos recortes fiscales de EEUU) tenían impuestos de sociedades más bajos que EEUU.

El estado no dicta ni impone la educación ni la atención sanitaria (la mayoría tienen planes de copago). Sencillamente administra y promueve la alternativa entre servicios privados y gestionados por el estado.

Son líderes en banca privada, que financia la inmensa mayoría de la actividad económica (el 80%).

Son líderes en la atracción de capital, garantizando seguridad legal e inversión privada.

Los países nórdicos son también líderes en la privatización de entidades ineficientes propiedad del estado y en aplicar gobernanza corporativa a las empresas privadas de carácter mundial y en defender los intereses del accionista en las empresas de propiedad semiestatal (Statoil, etc.).

El sector público no determina el patrón de crecimiento ni la manera en la que debería funcionar la economía, se genera desde el sector privado, que financia más del 60% de la investigación y el desarrollo y el gobierno aplica las mejores prácticas de eficiencia y transparencia del sector privado en la gestión de los servicios públicos. Además, los funcionarios públicos no tienen un puesto de por vida. Lo contrario al control público que defienden estos populistas.

Los países nórdicos han llevado a cabo privatizaciones con éxito de sectores estatales, desde las telecomunicaciones a la generación y distribución de electricidad. Incluso el servicio postal y algunos bosques se han privatizado.

Tienen un mercado laboral que está entre los más flexibles del mundo.

Estos países, se estimula la educación privada a través de cheques escolares, no mediante escuelas obligatorias dirigidas por el estado.

También resulta que es virtualmente imposible copiar en EEUU un modelo usado en países con menos habitantes que Nueva York, pero la diferencia más importante es que las alternativas, la libertad y la iniciativa privada son las piedras angulares de las naciones nórdicas, pilares de una sociedad que no quiere implantar ninguno de los populistas.

No, el socialismo no es el modelo de los países nórdicos. Y los intervencionistas que usan estos países como su “modelo” tienen en mente un sistema completamente distinto. El control del estado.

Os recomiendo leer Scandinavian Unexceptionalism, de Nima Sanandaji, o “The Secret of their Success”, en The Economist.

El éxito de los países nórdicos ha sido adoptar medidas a favor del mercado, privatizar los sectores ineficientes y garantizar la propiedad privada y la creación de riqueza, así como una seguridad legal y de inversión.

Los países nórdicos saben que no hay estado de bienestar sin un sector privado próspero, libertad económica e inversión privada y que el sector público está ahí para facilitar, no para absorber, la actividad económica del país. Saben que no hay ingresos fiscales sin un sector privado floreciente. Y saben, porque en el pasado cometieron el error de multiplicar la intervención estatal, que multiplicar la intervención del estado solo lleva al fracaso. Por eso rechazaron el socialismo.

No hay nada socialista las naciones nórdicas. Ser líderes en libertad económica, libre empresa, defensa de la propia privada, libres en banca privada y promoción del emprendimiento es lo contrario del socialismo. Los intervencionistas quieren confundir a propósito un sistema de bienestar en una sociedad capitalista con socialismo.

El socialismo es la teoría política y económica que defiende que los medios de producción, distribución y financiación deberían ser propiedad del estado o estar controlados por este. Los países nórdicos NO son socialistas. Son sociedades capitalistas con un estado de bienestar, por cierto, como el que tienen la mayoría de las naciones capitalistas. También Estados Unidos. Y son los primeros en entender lo que todos sabemos: el socialismo nunca funciona.

Publicado originalmente en dlacalle.com.

Daniel Lacalle has a PhD in Economics and is author of Escape from the Central Bank TrapLife In The Financial Markets and The Energy World Is Flat.

Bernie Sanders y el «socialismo nórdico» ridiculizado por ex ministro sueco

Un ex primer ministro de Suecia ridiculizó a Bernie Sanders en twitter al explicarle que la Unión Soviética fue un fracaso luego de que él la visitó.

El socialismo nunca dejó de seducir a las jóvenes mentes americanas. Pero mientras más socialistas demócratas como Alexandria Ocasio-Cortez abren la boca, aprendemos que los defensores más vocales del movimiento simplemente ignoran la incompatibilidad del socialismo con la democracia, como lo demostró el economista austriaco Ludwig von Mises en Una crítica al intervencionismo. El senador Bernie Sanders es uno de ellos.

Con el senador de Vermont anunciando su postulación a la presidencia, sus comentarios anteriores en defensa del socialismo y los países socialistas conocidos por sus fracasos se convierten en el tipo de material que los críticos están ansiosos por diseccionar.

Especialmente porque todavía se llama a sí mismo un socialista demócrata mientras usa los países nórdicos como ejemplos de lo que defiende.

Afortunadamente, las figuras políticas de los mismos países que el buen senador de Vermont llama «socialistas» están aquí para recordarle que la ideología no es más que una trampa.

Bernie Sanders y el socialismo en Suecia

El primer ministro de Suecia, de 1991 a 1994, Carl Bildt, escribió en Twitter para advertirle a Sanders que el socialismo no es la clave para crear una gran sociedad, como parecen pensar él y Ocasio-Cortez.

Bildt dijo: «Sanders tuvo la suerte de poder llegar a la Unión Soviética en 1988 y elogiar a todos sus asombrosos socialistas», dijo Bildt. logros antes de que todo el sistema y el imperio colapsaran bajo el peso de sus propios fracasos espectaculares».

Para el ex primer ministro, el daño que el socialismo puede causar aún está fresco en su memoria. Después de todo, fue el primer primer ministro en 60 años en no suscribirse a la ideología. Gracias a él, los impuestos sobre las ganancias de capital de Suecia se redujeron al 30 por ciento y los impuestos corporativos al 28 por ciento.

Bildt también privatizó varias industrias estatales, desreguló múltiples sectores de la economía, permitió a las personas invertir parte de su pensión e introdujo políticas de elección de escuelas, mejorando el sistema educativo del país.

Después de Bildt, Suecia, que había perdido por completo a su gran cantidad de empresarios gracias a los impuestos a las empresas que a veces superaban la marca del 100 por ciento, una vez más floreció. Incluso cuando el socialdemócrata sucesor Ingvar Carlsson llegó al cargo.

Al ver los maravillosos cambios que habían hecho pocos años de reformas, Carlsson mantuvo las políticas de Bildt en su lugar. Y las empresas de nueva creación subieron casi un 25 por ciento como resultado.

Oportunismo

Desafortunadamente, a los políticos como Sanders les gusta usar países como Suecia como ejemplos de cómo puede funcionar el socialismo.

El mismo político que, a fines de la década de 1980, elogió las líneas de pan y celebró a la Unión Soviética por obligar a sus jóvenes a dedicar toda su vida al comunismo, ahora les dice a los estadounidenses que el llamado «modelo nórdico» del socialismo puede funcionar y funcionará en Estados Unidos.

Y, sin embargo, parece que no tiene ni idea de que las políticas que impulsa no reflejan las adoptadas por los países que celebra.

Como lo explicó el Primer Ministro danés Lars Løkke Rasmussen en 2015, países como su Dinamarca «están lejos de las economías socialistas planificadas».

«Dinamarca es una economía de mercado», agregó. Y como lo demostró Mises en Política económica Pensamientos para hoy y para el futuro, «no hay un país capitalista occidental en el que las condiciones de las masas no hayan mejorado de una manera sin precedentes».

El modelo nórdico es el Capitalismo

En otras palabras, afirmar que los éxitos de los países nórdicos se deben al socialismo no es más que una mentira.

Como señaló el Instituto Acton, la ideología de Sanders, la misma ideología sostenida por Ocasio-Cortez y muchos otros que ahora están legislando en Washington, DC, se trata de poner el estatismo antes que la libertad.

Para aplicar las políticas que presionan, tendríamos que renunciar al control total de nuestras vidas, permitiendo al Estado sofocar la expresión artística, la iniciativa privada y destruir cualquier incentivo que quede para obligar a las personas a servir a los demás mejor y más eficientemente.

¿Es ese el mundo en el que queremos vivir?

Patria de Martí
Author: Patria de MartíWebsite:https://patriademarti.com/
Patria de Martí es una publicación digital y un foro político, fundada en 2006, que aboga por la libertad y la democracia para Cuba y el mundo, dentro de un marco cultural y ético que sea consecuente con su fomento y preservación
Otros Artículos del Autor

Otros artículos

Por Libertad USA
adoctrinamiento-musulman-infantil-en-eeuu¡Adoctrinamiento musulman infantil en EEUU! Niños en la Sociedad Musulmana de Filadelfia: Imágenes inquietantes de niños musulmanes que dicen que se sacrificarían y matarían por el “ejército de Alá” surgieron de un centro...
Por Libertad USA
nancy-pelosi-y-los-democratas-traen-a-musulmanes-al-congreso-para-ofrecer-una-oracion-islamicaNancy Pelosi y los demócratas traen a musulmanes al Congreso para ofrecer una oración islámica. El fundamentalista islámico Omar Suleiman en la Cámara de Representantes de EEUU.  Los demócratas invitaron al...
Por Patria de Martí
invitacion-a-la-presentacion-del-libro-lo-de-puerto-principe-jose-marti-entre-armas-bandidos-y-traidoresInvitación a la presentación del libro Lo de Puerto Príncipe: José Martí entre armas, bandidos y traidores. Con gran placer los invitamos a que asista a la presentación del libro Lo de Puerto Príncipe: José Martí entre...
Por Marilú Capín de Aguilar
madreMadre, en la flor naciente de la primavera, eres la esperanza, la dulce caricia... Y en el suave beso que deja la brisa en tus canas blancas, eres la sonrisa.