Abraham Lincoln y la división de Estados Unidos en la actualidad

abraham lincoln y la division de estados unidos en la actualidadAbraham Lincoln y la división de Estados Unidos en la actualidad.

Ninguna figura ha sido más seminal en la preservación de la libertad y la democracia de Estados Unidos que Abraham Lincoln. Aunque pueda parecer una afirmación amplia, hay dos razones fundamentales por las que esto es así. Al celebrar el 212º aniversario de su nacimiento este 12 de febrero, es importante mirar hacia atrás en la historia y apreciar más profundamente la visión, la voluntad y la obra del 16º presidente de la nación. Hay un hilo histórico común entre los Estados Unidos de entonces y los de ahora.

La Revolución de 1776 fue una revolución inacabada. Fue incompleta debido a la esclavitud en una confederación de colonias recién formada que, a pesar de la adaptación de la Constitución (1789) sustituyendo así a los flojos y débiles Artículos de la Confederación (1781), el sistema federal con su gobierno nacional más fuerte, todavía tenía que enfrentarse a las incoherencias entre la carta magna moral americana, la Declaración de Independencia (Declaración), su confianza en la ley natural como guía ética y la institución de la esclavitud.

El segundo problema fue que, dado que la esclavitud era, para el sur del país, un apéndice económico de su modo de producción, la geografía y la cultura establecían disposiciones sociales diferentes. El dilema subyacente entre las contradicciones inherentes a la primacía de los derechos naturales propugnada en la Declaración y la separación geográfica y cultural expuesta produjo en la práctica dos pactos sociales diferentes. Lincoln comprendió que este conjunto discordante de hechos generaría, a su debido tiempo, una fricción tan grande que sería eminente una ruptura nacional. 

Subscribete al boletin de noticias banner 600x44
 

Durante el segundo de los siete debates con Stephen Douglas en 1858 por el puesto de senador de Illinois, Lincoln dijo: “Una casa dividida contra sí misma no puede permanecer. Creo que este gobierno no puede perdurar, permanentemente medio esclavo y medio libre. No espero que la Unión se disuelva… pero sí espero que deje de estar dividida. Se convertirá en una cosa o en la otra”. La gran división a la que se enfrentaba Estados Unidos en la época de Lincoln no era una de esquemas opuestos de relaciones de producción per se, como les gusta señalar erróneamente los marxistas, sino más bien una de contradicciones morales.

La noción de que los “derechos inalienables” debían extenderse a todos los americanos, era el punto de Lincoln. En 1808, Estados Unidos había prohibido la importación de esclavos africanos, un comercio lamentable que comenzó en 1619. El hecho de que se tomara esta medida, demuestra que la esclavitud era para la mayor parte de la república americana, algo espantoso. A partir de entonces, las resoluciones que buscaban limitar la expansión de su práctica existente, fueron una constante. El Partido Republicano era, de hecho, una fusión entre la parte antiesclavista del Partido Whig, el Free Soil, el Partido de la Libertad, y los miembros antiesclavistas del Partido Demócrata. En otras palabras, era antiesclavista hasta la médula. Curiosamente, era todo lo contrario al Partido Demócrata, una organización política proesclavista.

Al no poder seguir soportando las limitaciones legislativas impuestas por el Norte y los estados y territorios libres, el Sur proesclavista se separó previsiblemente y entró en guerra, una vez que Lincoln, el candidato antiesclavista, ganó la presidencia. La gran división causada por la esclavitud y el doble conjunto de derechos civiles y políticos de los americanos, determinados principalmente por la geografía, el color de la piel y la condición de “libre” adquirida convencionalmente, tuvo que resolverse en última instancia mediante la guerra. Fue necesario un claro vencedor en el campo de batalla para resolver las diferencias de Estados Unidos. El enfoque gradualista que los Fundadores esperaban que resolviera la cuestión, resultó inalcanzable. Existe un gran paralelismo entre los Estados Unidos de la época de Lincoln y los Estados Unidos de hoy.

La gran división actual no es un problema racial o de “injusticia”, aunque eso es lo que los marxistas quieren hacer creer a los americanos. Sí tiene que ver, sin embargo, con el marxismo y con una estratagema general inspirada —en él mismo— y enfocada culturalmente, que busca deconstruir y rehacer Estados Unidos a imagen y semejanza del socialismo. Las élites compuestas por la oligarquía tecnológica, los medios de comunicación de masas, los poderosos negocios, los influyentes líderes sindicales y la jerarquía del actual Partido Demócrata, han formado una cábala, como Time relató de forma tan convincente, y están preparadas para lograr el control hegemónico. Piénsalo, seis ciudades costeras y la clase política que han elegido, están encabezando este intento de revisión sistémica.

Los Estados Unidos conservador, basado en la fe, orientado hacia la familia, patriótico y favorable a la libre empresa, en otras palabras, la mayoría de los ciudadanos de la nación, están siendo censurados, condenados al ostracismo en un exilio interno, y anulados. Esto es solo el principio. Si no se les detiene, serán perseguidos por su comportamiento no conforme y desviado. ¿Encontrará esta gran división alivio en los enfoques reformistas? ¿Puede salvarse la República civilmente? El tiempo lo dirá. Sin embargo, lo que debe ser una permanencia es la rectitud moral e inflexible del gran emancipador. Lincoln y su inquebrantable voluntad y resolución de defender la libertad a toda costa, debería ser nuestro curso exclusivo a seguir.

© Patria de Martí. Todos los derechos reservados. Publicado originalmente en © El American.

CUBA J M Shiling signature circle red blue🖋️Autor Julio M. Shiling 
Julio M. Shiling es politólogo, escritor, conferenciante, comentarista y director de los foros políticos y las publicaciones digitales, Patria de Martí y The CubanAmerican Voice y columnista. Tiene una Maestría en Ciencias Políticas de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) de Miami, Florida. Es miembro de The American Political Science Association (“La Asociación Estadounidense de Ciencias Políticas”) y el PEN Club de Escritores Cubanos en el Exilio. Sigue a Julio en:

        📚Libros publicados   📺En los medios de comunicaciones   👨‍🏫 Conferencias y Simposios    🎙️Podcast El sumario de Shiling

Subscribete al boletin de noticias banner 600x44

Otros Artículos:

La prisa de Biden por rescatar el castrismo.

La prisa de Biden por rescatar el castrismo. El comunismo cubano (sí, una cleptocracia también puede ser comunista) sigue ejerciendo fielmente el pragmatismo dictatorial, una política institucionalizada en 1959. El espionaje agudo y la promoción de ...

Cómo entender el estancamiento de la presidencia de la Cámara de Representantes en EEUU

Cómo entender el estancamiento de la presidencia de la Cámara de Representantes en EEUU. Read in English 2023 ha comenzado con considerables fuegos artificiales en la política estadounidense. En el momento de escribir estas líneas, se han realiza...

El socialismo pierde y la libertad gana en Perú

El socialismo pierde y la libertad gana en Perú. Read in English La ofensiva dictatorial del Foro de São Paulo (FSP), diseñada por Cuba comunista para extender el socialismo por América Latina, sufrió un gran revés el miércoles 7 de diciembre en Pe...

Un referéndum sobre un régimen posmoderno en USA

Un referéndum sobre un régimen posmoderno en USA. Read in English Las elecciones intermedias de 2022 son un referéndum, no sobre un gobierno de un partido concreto con objetivos políticos contrapuestos, sino sobre un régimen que está decidido a pro...

Estados Unidos sigue fallando a Cuba

Estados Unidos sigue fallando a Cuba. Que hay una dictadura brutal todavía en el poder en Cuba comunista, es un hecho irrefutable. Las expresiones populares de descontento son un hecho cotidiano en la isla. Esto es un signo seguro de que el régime...

¿Te gustó?, ¡Compártelo con tu opinión!