la gran tragedia olvidada

La gran tragedia olvidada

La muerte del niñito sirio Aylan, ahogado en los mares de Turquía durante la estampida de un pueblo aterrado por la guerra y el desamparo, ha desatado una reacción mundial de compasión, misericordia y acción inmediata de apoyo a los desvalidos. Fue un terrible accidente producto de un éxodo dislocado.

Pero cuando no se trata de un accidente, sino que barcos cubanos provocaron una desgracia al hundir intencionalmente el remolcador 13 de Marzo, en el que un grupo de más de setenta cubanos huía de la tiranía del gobierno apenas habían rebasado la boca del puerto de La Habana, la salvajada es inexcusable.

De manera sucinta: el remolcador fue embestido el 14 de julio de 1994 por los remolcadores del estado cubano Polero #1 y Polero #5 a la vez que barrían la cubierta con chorros de agua que lanzaron al mar a un numeroso grupo, sin importarles a los agresores los gritos de las madres que mostraban a los niños durante el ataque y pedían clemencia, mientras que otros prófugos quedaban atrapados en la bodega.

Murieron ahogados 10 niños y 27 adolescentes y adultos de un total de cerca de 70 personas que habían resuelto escapar del acoso del régimen de Cuba. El resto fue rescatado por los perpetradores gracias a la presencia de un barco griego que navegaba por esas aguas.

Las naciones y sus pueblos civilizados no se dieron por enterados del asesinato. Nadie más que los cubanos dignos lloraron sus muertes. Irónica y desvergonzadamente, hoy esas naciones le rinden la mayor pleitesía a ese régimen tiránico.

¿Te gustó?, ¡Compártelo con tu opinión!