Muestran a José Daniel Ferrer aún vivo después de 3 meses de incomunicación total

Gobierno cubano muestra a Jose Daniel Ferrer aun vivoEl gobierno cubano muestra a José Daniel Ferrer aún vivo después de 3 meses de incomunicación total

El líder de la Unión Patriótica de Cuba, UNPACU, José Daniel Ferrer García, fue mostrado a sus familiares en la tarde de este jueves, después de tres meses de incomunicación total en la prisión de Mal Verde, Santiago de Cuba, cuando se iniciaba una campaña de mensajes en las redes sociales y otros medios, exigiendo Fe de Vida para el emblemático opositor a la dictadura cubana.

Luis Enrique Ferrer, hermano del prisionero de conciencia reconocido por Amnistía internacional, el Parlamento europeo, los Estados Unidos y otros muchos gobiernos e instituciones internacionales, está circulando un mensaje familiar, recibido personalmente por este reportero.

Copio textualmente lo escrito a las 9 de la noche del día de referencia:

“Llevaron a la familia hasta el pasillo que conduce a la  preparada celda de aislamiento donde mantienen a José Daniel desde el día 14 de Agosto del 2021, en condiciones crueles, inhumanas y degradantes; bajo torturas físicas y psicológicas constantes, lugar donde desde el día 6 de Marzo José Daniel permanece nuevamente semidesnudo, expuesto a los agresivos y peligrosos mosquitos, hormigas y roedores.”

“Lo vieron en ropa interior, con dificultad para caminar, fuertes dolores en sus manos, brazos y piernas, extremadamente delgado, con dolores de muela y pérdida de la visión. El cuerpo de José está lleno de lesiones, a tal extremo que prefirió no abrazarlos para no contagiarlos con la bacteria que presenta en la piel hace meses.”

 

“José Daniel contó a su esposa e hija que  durante  los  meses de abril y mayo no podía caminar y ahora lo hace con mucha dificultad. Comenzó a sentir algo de alivio al tomar  Ibuprofeno de 800 mg conseguido aquí en los Estados Unidos por vía familiar, porque es  medicamento en venta bajo receta médica. No sabemos que puede estar ocasionando los dolores inmovilizantes que padece, pues carece de mínima atención médica y tampoco tratamiento alguno.”

“Con horror su hija  y esposa escucharon a José Daniel  contar que en días pasados fue sacado de la prisión de Mar Verde y llevado al hospital Clínico Quirúrgico en la ciudad de Santiago de Cuba con el aparente propósito de extraerla una de las muelas dañadas, pero solo fue para ser torturado una vez más. Resulta que le sacaron una muela que tenía sana y las enfermas no las tocaron. Un agente del G2 (Policía política) fue después a su celda para burlarse y amenazarlo diciendo que “todo lo que él estaba pasando era evitable, que solo tenía que aceptar salir del país”.

“Un intento anterior de visita familiar, el 7 de junio, fue negado, únicamente nos llegó un pequeño escrito  pidiendo analgésicos fuertes y antibióticos de amplio espectro. Los represores de la prisión no nos entregaron otro escrito suyo que explicaba para que necesitaba las medicinas.”

“Queda totalmente confirmado que a mi hermano lo están asesinando de la manera más lenta, perversa y cruel que puede existir. En medio de tan difícil y preocupante situación envía su mensaje de agradecimiento a todas las personas solidarias, amigos, hermanos de lucha e ideas, medios de prensa, instituciones y gobiernos amantes de la justicia. Manifiesta que “no pierde la esperanza de lograr salir con vida de semejante infierno, pero que si no lo logra recuerden que siempre estuvo dispuesto a dar su vida por la libertad de su pueblo.”

Como parte de una generación completamente educada bajo los directrices del Partido Comunista de Cuba, recuerdo una de las reiteradas alusiones del desaparecido Fidel Castro condenando la tortura, así como cualquier otra práctica degradante aplicable a los prisioneros:

“Y nuestra Revolución nació luchando contra la injusticia, contra la tiranía; viendo como todos los días perseguían a nuestros compañeros, los asesinaban, los torturaban, y nuestro pueblo se educó en el odio más profundo al crimen, a la injusticia, a la tortura, a las violaciones contra la persona humana. […]. Y en esos principios se educó nuestro pueblo; esos principios se convirtieron en un valor, en una cultura de nuestro pueblo. Y si algo ha caracterizado a nuestra Revolución es la lealtad a los principios.”

(Discurso pronunciado en la clausura del V Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas, Teatro Karl Marx, 5 de abril de 1987)

El caso de José Daniel Ferrer García no es único, la dictadura que desgobierna Cuba desde hace 62 años ha desarrollado una persecución sistemática, junto al aniquilamiento físico, de las figuras que pueden convertirse en líderes de la oposición.

Imposible olvidar a los jóvenes del Movimiento de San Isidro, Luis Manuel Otero y Maykel Osorbo, quienes encabezan junto a Ferrer a un millar de compatriotas encarcelados, muchos cumpliendo sanciones superiores a los diez años, inmediatamente después del levantamiento popular pacífico del 11 de julio de 2021.

El líder de la UNPACU, considerada la organización cubana antidictatorial de mayor poder de convocatoria y membresía, especialmente hacia el oriente del país, ha reiterado la decisión que manifestó al ofrecérsele escapar legalmente hacia el exilio en España, cuando fuera liberado en marzo de 2011 bajo la mediación del gobierno español y la iglesia católica cubana:

"José Daniel Ferrer no se rinde, no abandona a sus hermanos en desgracia, y prefiero mil años en prisión, incluso la muerte, antes que pactar con la dictadura."

Vicente MorinAutor Vicente Morín Aguado. Periodista independiente cubano, profesor de historia y filosofia, colaborador de los medios digitales Havana Times, Diario de Cuba, Cubanet, Palabra Nueva y otros medios. Actualmente vive en los Estados Unidos.

Si te gustó compártelo en: