Subscríbete a Patria de Martí

Patria de Martí Artículos y Ensayos

La guerra contra los cubanos en Ecuador

La guerra contra los cubanos en Ecuador

La represión a los emigrantes cubanos

No les queda más que contar, una por una, a las personas que son llevadas por contingentes policiales, en buses de la policía, hasta los aviones de la FAE, ubicados en el aeropuerto Mariscal Sucre, de Tababela. No les queda sino eso, porque este grupo de abogados, encabezados por Juan Pablo Albán, director de la Clínica de DDHH de la U. San Francisco de Quito, -quien está a las 6 de la mañana parado en la puerta de Protocolo del aeropuerto- ha hecho hasta lo imposible, durante cuatro días y sus noches, para que 147 cubanos y cubanas no sean deportados a su país y se les respete el debido proceso judicial y sus derechos humanos. Y lo han hecho creyendo, ingenuamente, que en el país de la revolución ciudadana una sentencia judicial sirve para algo.

juan pablo alban 2 0

Juan Pablo Albán, abogado de derechos humanos, director de la Clínica Jurídica de la USFQ.

De 75 personas que hasta las madrugada del lunes 11 de julio habían sido deportadas, muchos tenían órdenes de libertad emitidas por un juez, según sus defensores. A pesar de eso "se limpiaron con las sentencias", denuncia Juan Pablo Albán -que a esas alturas casi no había dormido  tres días, y esa noche ninguna hora- desde la puerta de protocolo en Tababela y ha intentado inutilmente hacer entender a la Policía y a funcionarios del Ministerio del Interior "que no pueden usar como papel higiénico las decisiones judiciales". "Se ha perpetrado, dijo Albán, un crimen de lesa humanidad con la expulsión colectiva de ciudadanos cubanos" y acusa de ello directamente al viceministro Fuentes, a la funcionaria Nelly Reina, a un general de la policía que dirigió el operativo violento, y que identificará prontamente, y "se ha dado con la "silenciosa complicidad del Defensor del Pueblo, del defensor Público, de políticos de oposición de toda línea política y de la ciudadanía quiteña". Alban acusa al viceministro Diego Fuentes y otros funcionarios del gobierno de haber perpetrado la expulsión de al menos 44 cubanos que tenían orden judicial de libertad. Y de otros que habían solicitado asilo político y otros que no tuvieron oportunidad de apelación a su orden de deportación.

unidad de contravenciones img 2085

Abogados defensores de los migrantes protestan ante la policía frente a la Unidad de Flagrancias.

unidad de contravenciones img 2091

Uno de los abogados defensores es impedido de acercarse a los cubanos que fueron detenidos luego del desalojo en El Arbolito, la madrugada del 6 de julio.

"A pesar de que existen decenas de órdenes judiciales disponiendo la libertad de cubanos detenidos ilegalmente el 6 de julio; a pesar de que aún en los casos en que los jueces han resuelto la deportación los afectados tiene el derecho de apelar; a pesar de que existe un habeas corpus pendiente en favor de todos los detenidos..."

El drama de la madrugada de este lunes se perfiló cerca de la medianoche: "a pesar de que existen decenas de órdenes judiciales disponiendo la libertad de cubanos detenidos ilegalmente el 6 de julio; a pesar de que aún en los casos en que los jueces han resuelto la deportación los afectados tiene el derecho de apelar; a pesar de que existe un habeas corpus pendiente en favor de todos los detenidos; a pesar de que entre los detenidos hay personas solicitantes de refugio que bajo ninguna circunstancia pueden ser expulsadas del país, el Ministerio del Inetrior está organizando un nuevo traslado de cubanos detenidos  en la cárcel de migrantes Hotel Carrión y en la Unidad de Flagrancia de la Fiscalía general, en Quito, para subirlos a aviones con un itinerario de salida a las seis de la mañana". El mensaje es de una académica, defensora de derechos humanos. Lo que falta al mensaje es el hecho de que los traslados fueron con violencia, en lo que los abogados defensores denominaron "operativos desmedidos", a la fuerza y basados en un Acuerdo Ministerial, el 000543, firmado por el viceministro del Interior, Diego Fuentes. 

Hasta la mañana del pasado sábado 9 de julio, 29 personas ya habían sido deportadas a Cuba, en un avión militar ecuatoriano. Algunas de ellas no habían pasado por una audiencia de deportación y de aquellas que entre los días 7 y 8 de julio del 2016 sí tuvieron audiencia, ninguna -a esa hora- había sido notificada de su sentencia ni tuvo la posibilidad de apelar a la misma, según dijo en su blog, el abogado y activista Francisco, Pancho, Hurtado. Luego, en la madrugada del lunes se deportarían 45 personas más, llegando a las 75. 

Deportacion del 1er grupo de ciudadanos cubanos FA Ecuatoriana 460x255

Aviones de la FAE fueron dispuestos para expulsar a los migrantes hacia Cuba. La deportación se hizo en las madrugadas del 6 y del 11 de julio.

Entre el prontuario contra las autoridades que decidieron esta expulsión, consta en las denuncias de los defensores que "ninguno de los abogados defensores fueron comunicados de las sentencias  de las personas defendidas, al momento de la deportación violentando el debido proceso". A esa hora, de ese sábado 9 de julio, recien "alrededor de 20 horas luego de las audiencias realizadas  y 12 horas después de las primeras deportaciones los abogados habían recibido  la notificación de un número mínimo de casos, manifestando la resolución negativa de deportación y la elevación a consulta para resolución definitiva del Ministerio del Interior". Se refiere Hurtado a la disposición legal que consta en la Ley de Migración, de que luego de una sentencia judicial, el juez puede elevar el caso a consulta del Ministro del Interior, que tiene la última instancia en temas de migración. La norma es cuestionada por expertos en migtración, pues es la única en la legislación ecuatoriana y tal vez universal, que una medida judicial está sujeta a evaluación de una instancia del Ejecutivo. 

Ese 9 de julio ya se había denunciado que el principio de unidad familiar, que consta también en la Constitución, había sido violentado, pues había "casos de separación de esposos, padres e hijos, e incluso padres cubanos de hijos ecuatorianos y parejas en unión libre".

Gavino García Pérez Reconocido como persona de interés @ACNURamericas A punto de ser deportado:

Hurtado dijo que "todos los hechos que hemos comunicado durante estos dias evidencian  el enfoque de criminalización de las migraciones. La Constitución de Montecristi ha devenido  en un recurso demagógico presentado en foros internacionales, mientras que en la práctica el Ministerio del Interior  ordena deportaciones por rueda de prensa, el ministro de Relaciones Exteriores anuncia que no apoyará a las personas en movilidad, la Fiscalía General afirma que las personas no han sido privadas de la libertad, los jueces no resuelven garantías constitucionales y el Defensor del Pueblo ha guardado silencio cómplice de esta situación".  Y, se podría agregar, se anunciaba el estreno del documental Royal Tour, para la noche del domingo 10 de julio, documental que muestra "las maravillas" del Ecuador de manos del propio Presidente de la República Rafael Correa.

Hija menor de cubanos se queda sola en Ecuador. Deportan a su madre y padre

Jorge Contreras C. Ayer deportaron a su esposa. Esta noche, a él. Su hija se queda sola aquí:

Idaymis Cruz G. y Yaimelys Naranjo M. Tienen sentencia ordenando su LIBERTAD y NO DEPORTACIÓN. Y fueron deportadas:

A Nelly Reina, coordinadora de Migración. Le recuerdan que los crímenes de lesa humanidad no prescriben. Sonríe. La desvergüenza ya es de todos:

Testimonios publicados en la cuenta de Twitter de la activista Diana Amores. En el último video aparece la coordinadora de Migración Nelly Reina.

Esta mujer cubana alta, mulata, de ojos claros y de hablar exaltado, estaba sentada al pie de las rejas de ingreso al garage del edificio de Flagrancias, donde en celdas improvisadas, la policía había detenido a las 149 personas.

Esas "maravillas" son las que impulsaron a la odontóloga Karina, y a su esposo médico a emigrar de Cuba al Ecuador hace dos años. Esta mujer cubana alta, mulata, de ojos claros y de hablar exaltado, estaba sentada al pie de las rejas de ingreso al garage del edificio de Flagrancias, donde en celdas improvisadas, la policía había detenido a las 149 personas. Ella, junto a otros compatriotas, hombres y mujeres, hacían la cuenta de las personas que eran llevadas, una por una o en grupo, a las audiencias de deportación. Los contaban porque tenían temor de que los desaparecieran. Aunque no se había confirmado un solo caso de desaparición, su paranoia se alimentaba de rumores y versiones, entre las decenas de cubanos ahí reunidos durante más de 50 horas, de que algunos de sus compatriotas habían sido llevados en buses a otros recintos policiales de la ciudad, pero que nadie sabía de ellos. Karina, junto a otras dos mujeres de pelo teñido de rubio, coreaban a la salida de los detenidos: 35, 36, 37, 38. Varios los filmaban y tomaban fotos para dejar registro. Luego, tras un pequeño alboroto, un grupo apareció por otro lado y uno de ellos gritaba a voz en cuello que se llevaban a los niños. En efecto, frente a la entrada de Flagrancias de la avenida Patria un grupo de policías antimotines trasladaba a los cuatro niños que permanecieron encerrados más de 48 horas, junto a sus padres, a la audiencia de deportación. Los cubanos, alterados, rodearon la buseta Hyundai color gris, y gritaban ¡libertad! ¡Libertad! Una mujer, a gritos, hablaba con algunos curiosos de la calle: "miren, niños detendidos en su país, acá nos quieren menos que a los perros, cuando un alcalde dice que va a matar a los perros de la calle todo el mundo grita, pero nos han pateado, nos han golpeado, han detenido a nuestros hijos y nadie dice nada. Somos menos que perros".

Terminado el incidente, los volvieron a ocupar sus sitios frente a las rejas de la calle 9 de Octubre.  Ahí la odontóloga Karina y Luis Enrique, licenciado en estudiso socioculturales, interrumpidos a veces por la vehemencia de sus compatriotas,contaron su historia, que es la misma de todos los que ahí pernoctaron a la espera de ayudar con aliento, pan y cigarrillos, a los presos del gobierno ecuatoriano: 

Luis Enrique: Bueno, llevábamos una semana en el campamento de El Arbolito. Se nos había dado ocho días para estar ahí. Había un permiso del Municipio que iba a ser renovado. Eran las 2H45 de la mañana y empezamos hacer la guardia. Hacia dos días que la policía nos había retirado la protección y nosotros montamos nuestra propia guardia.  Y se escuchó la voz de antimotines. Cuando nos dimos cuenta estábamos rodeados por una cantidad numerosa de policías, no tengo idea pero debieron haber pasado los 3000. Eran tantos que hicieron un cadena humana y el parque es muy amplio. Pusieron un cadena de antimotines, luego una cadena de policías con chaleco y luego una hilera con perros. Nos tuvieron bajo tensión hasta que nos agrupamos, y nos empezaron a dar golpes y nos quitaron las pertenencias, que no eran muchas, los zapatos, la ropa, los celulares, todo lo que pudieron coger. Yo cogí un par de zapatos y es todo lo que tengo. Recogieron nuestras pertenencias y las tiraron en un camión. Luego empezaron a pedir documentos, golpearon a muchas personas, hay mujeres golpeadas, niños fracturados, golpearon a ecuatorianas y ecuatorianos casados con cubanos. Nunca había pasado una situación como esta, tan terrible, en toda mi vida. Yo tengo papeles y por eso no estoy preso, pero había personas que se les había vencido  la visa. Es muy difícil sacarla porque vale 500 dólares, y hay hartas restricciones. Cuando uno llega acá es duro. Muchos de nosotros somos profesionales, entonces no nos dan trabajo. La única forma de legalizarse es con una visa, pero si no tienes trabajo no tienes dinero. Te piden entre 800 a 1000 dólares por una visa, y personas inescrupulosas, ecuatorianas, como para darte visa de trabajo tienen que hacerte un contrato te piden dinero, mil dólares más. 

cubanos arbolito

Una toma de la detención masiva de migrantes cubanos, la madrugada del 6 de julio, que exigía una visa humanitaria para llegar hasta México.

flagrancia img new 

Cubanos en la cárcel de la Unidad de Flagrancias, donde algunos pasaron privados de su libertad hasta cuatro días, sin derecho a la defensa ni posibilidad de acceso a un abogado y a un juez.

Deportación de migrantes cubanos:

Karina: Pero además, el Senescyt, cuando llegué hace un año y medio, podíamos entregar los títulos profesionales y nos reconocían para solicitar una visa profesional. Vine en el 2014, entregué mi título y se demoró tres meses en salir. Ya empezó a ponerse difícil la cosa. La visa costaba alto, pero el gobierno de Cuba le dijo al gobierno de Ecuador que tenía que poner un alto porque era un flujo inmenso de profesionales. Y no dejaron entrar más títulos al Senescyt. La manera más fácil que teníamos de tener papeles era por el convenio entre Cuba y Ecuador para los títulos. Eso se quitó. Ahora hay miles de personas, profesionales, trabajando por fuera, que nos explotan, nos pagan diez dólares diarios siendo profesionales. O no te pagan, mi esposo trabajó un mes en una clínica en Cotocollao y porque no tenía papeles la dueña le debe 1000 dólares y nunca se los pagó. Nos fuimos a trabajar en una clínica que es una fundación, en el sur de Quito, donde supuestamente son católicos y lo que hicieron fue explotarnos. Nos tuvimos que ir porque aquello era insoportable. Montamos un consultorio a duras penas, pero los ecuatorianos dicen: preferimos dar 20 dólares a un ecuatoriano que a un cubano, porque la xenofobia que nos tienen es grande. Ya la vida aquí es insoportable.

Llevamos pacíficamente más de dos meses diciéndole al gobierno ecuatoriano lo que se veía venir, porque nosotros no tenemos dinero, porque la gente no tiene cómo pagar renta y comida. Y el gobierno hizo caso omiso.

"Para colmo, todas estas cosas que han pasado. Llevamos pacíficamente más de dos meses diciéndole al gobierno ecuatoriano lo que se veía venir, porque nosotros no tenemos dinero, porque la gente no tiene cómo pagar renta y comida. Y el gobierno hizo caso omiso. Cuando decidimos ir a protestar a la embajada de Cuba, ahí supuestamente había un motivo, pero nosotros protestábamos frente al representante de nuestro país, no contra el gobierno del Ecuador. Nosotros somos una comunidad cubana y nos hemos reunido las personas que queríamos seguir el camino hacia Estados Unidos y que no teníamos recursos, porque ahí tenemos oportunidad de trabajar por las leyes de ese país (los cubanos le dicen la Yuna: como suena United States). Hay personas que hace dos meses no tienen dinero, pero hay personas como yo que este mes tengo que dejar mi apartamento porque no tengo dinero para pagarlo.  Nos reunimos un grupo para ir a la embajada de México, porque México es el país que tiene frontera con Estados Unidos y por donde se nos hace más fácil emigrar. México nunca ha dicho que no, como dicen todos los medios de comunicación acá. Lo que dice México es que ellos no pueden  dar una visa humanitaria si el gobierno de aquí no reconoce una crisis humanitaria y se sienta a dialogar con ellos, que nunca lo han hecho. Nos desalojaron de ahí igual, dando golpes a las dos y pico de la mañana con la supuesta justificación de que no había permiso. Nos fuimos al parque La Carolina y quedamos casi una semana y el líder del grupo, Efraín Sánchez Mateos (que está preso, luego del desalojo de El Arbolito, acusado de agresión a la Policía), tramitó un permiso legal hasta el viernes 8 de julio. Y simplemente porque fuimos a la embajada de Cuba a reclamar nuestros derechos nos desalojaron. Nunca hemos hablado mal del gobierno ecuatoriano ni hemos dicho abajo Correa, teniendo más que justificaciones para hacerlo. Ya dos veces que nos dan golpes. Ese mismo día llegó el canciller de Cuba y al otros día (miércoles) a las dos y media de la mañana nos estaban dando golpes. Sin justificación porque teníamos permiso. Usted sabe qué le dijeron a una de las muchachas cuando nosotros dijimos a la Policía que teníamos permiso: de quién es el permiso, de la Alcaldía. Ese permiso no sirve, porque aquí manda el Presidente. Tenemos razones para pensar que es el gobierno de Cuba que manipula todas las cosas. Se han violado todos los derechos humanos, ahí hay niños presos; solo pueden detener 24 horas y esa gente lleva mucho más; no les han dado comida, llovió y eso se inundó y los dejaron ahí mismo. Los tienen si bañarse, hay niños con lesiones, presos, eso es un delito. Nosotros reunimos dinero para que los presos coman. Un policía se apiadó y pasó unas bolsas de leche para los niños.

"Nosotros pensábamos prorrogar el permiso. La Alcaldía dijo siempre que iba a pasar una comisión por el parque para  inspenccionar el parque y renovarnos el permiso. 

Luis Enrique: habemos muchas personas que no tenemos trabajo, no tenemos renta. Los ecuatorianos nos ayudaba con comida en el campamento. Los ecuatorianos no son tan malos todos, hay personas de buenos sentimientos. Llevaban lo que podían. Era una forma de sentirnos como familia. 

Karina: estábamos protegidos. Porque la primera vez nos sacaron porque no teníamos permiso, y acá estábamos con permiso de estar en los campamentos. Qué podemos esperar ahora, lo peor. Aquí no hay ningún tipo de derechos. Nnguno.

Luis Enrique: se han violado todos los derechos, la prensa ha dicho mentiras, han minimizado las cosas, han informado que eran 65 personas. Yo fui entrevistado por El Comercio y dijimos que eran 147 personas y sacaron que eran 63 personas. También dijeron que éramos 300 personas en el campamento y era mentira porque éramos 600 y pico de personas. Dijeron que estábamos sin permiso, mentira, teníamos el permiso en la mano.

Karina: la prensa no dice la verdad. Algunos ya no quieren dar declaraciones porque uno habla y sacan nada o mentiras. Ahí estuve yo y mi esposo dimos declaraciones frente a los golpes que nos daban y de eso nada dijeron, no sacaron lo que dijimos. Me pusieron llorando y dijeron puras mentiras. Yo no puedo concebir que haya periodistas que se presten para eso y delante de todo el mundo. Es demasiado, dijeron que nos íbamos a tomar la emnajada, ¿cómo nosotros podemos hacer eso si no tenemos más nada? Que hacíamos nuestras necesidades al aire libre, mentira, porque el alcalde de Quito nos puso unos baños, además todo el mundo sabe que los cubanos no son personas cochinas. Todo eso dijero, que no hubo golpes, cuando hay evidencia de eso, están las lesiones. Algunos cubanos fueron al hospital y cuando pidieron certificado dijeron que estaba prohibido dar certificado médico a los cubanos.

Luis Enrique: es una guerra lo que nos han hecho, nos tratan de cerrar todos los sitios. Nosotros queremos ir a los Estados Unidos como sea. Es el único país que nos da trabajo. 

Karina: pero no vinimos con esa idea. Vine al Ecuador con la idea de quedarme; si soy profesional y tengo la oportunidad entonces vengo. Ecuador era el único país con visado libre y después de estar aquí tres meses como turistas teníamos la oportunidad de legalizarnos. No vinimos pensando que este era un paraíso, pero era el único país que nos daba esa posibilidad.

El jefe del Ministerio de Salud Pública, en Latacunga, me dijo que si le daba mil dólares, y llegué a depositar 300 dólares en su cuenta, me daban una plaza.

"Hicimos los papeles y teníamos fe de que íbamos a trabajar. Mire, yo misma soy odontóloga y viví en Latacunga, y el jefe del Ministerio de Salud Pública, me dijo que si le daba mil dólares, y llegué a depositar 300 dólares en su cuenta, me daban una plaza. Y así dije que aunque sea pagando el dinero voy a tener una plaza y nada fue posible. Vine para Quito, aquí hemos rodado como no se imagina, nadie nos da trabajo y no tenemos de otra. Estados Unidos es el único país en el mundo, ni siquiera Cuba, donde tenemos libertad para trabajar, donde nos reconocen nuestros derechos, donde por ser cubanos nos acogen y aquí no entienden eso. Hay una ley que protege a todo cubano que llegue allá. Incluso un ministro de Ecuador dijo que él no podía ayudar a los cubanos porque no podía traficar personas. Él no va a traficar personas, él simplemente  va a negociar con otro país para que haya un puente humanitario. Eso ya pasó en Costa Rica y en Panamá, o sea que él no va a ser el primero. En segundo lugar dijo que no estaba de acuerdo con la ley que ayuda a los cubanos en Estados Unidos porque éramos los únicos latinoamericanos que teníamos ese privilegio, privilegio que a él no le importa; él no sabe la situación ni la trayectoria que tenemos los cubanos y si Estados Unidos, que es la primera potencia del mundo, decidió darnos esos beneficios por favor, amén y respeten. Tenemos derecho de llegar. Yo no sé el presidente Correa, que se dice ante el mundo el defensor de los derechos humanos, y dice que aquí ningún extranjero que llega es ilegal, que uno tiene libre derecho a la movilidad humana, nos está demostrando lo que es; porque al final quienes nos dieron palo nos dijeron: nos mandó el presidente. No hay que ser muy inteligente para saber que 3000 policías y una brigada antimotines, hasta carros blindados, perros, bomberos, eso no lo manda cualquiera, lo manda la Presidencia. Un día antes el líder de nosotros habló con el secretario de Correa, nosotros oímos la conversación. Él le dijo que llevábamos dos días sin presencia policial, y el secretario le dijo que no nos iban a ayudar porque habíamos hablado mal del gobierno. Si el presidente Correa no quiere darnos la cara, él tiene gente que puede delegar y resolver este problema. Alguien, alguna entidad del Estado ecuatoriano tiene que dar la cara en la embajada de México para solucionar el problema. 

En general, en Ecuador no sabemos cuántas personas que estamos complicadas. Muchas personas están en problemas en las provincias y no vienen porque no tienen dinero. En Guayaquil no les estaban vendiendo pasajes a los cubanos para que viniera acá. Porque tienen miedo de que seamos cada vez más. Hoy mismo llegó gente de Guayaquil que recién pudieron llegar. Pero ellos no saben que si hemos resistido 50 y pico de años de dictadura, que nos den de golpes dos veces no es nada. Nada nos va a detener.  En este momento, ahora mismo me voy a Estados Unidos, como estoy, ni un peso tengo, vaya. Porque de verdad a Cuba no podemos ir, nos meten presos. Es el destino más terrible que nos puede pasar. Los que los deportan allá serían perseguidos políticos. 

Ha sido colaborador de la selección de basquet de su país, Cuba. Ahí ganaba 22 dólares mensuales con sus dos especialidades. Es pequeño, rechoncho y su cuerpo refleja trabajo en pesas, de unos cincuenta años.

(Erli es médico deportólogo y escucha todo el testimonio anterior. Ha sido colaborador de la selección de basquet de su país, Cuba. Ahí ganaba 22 dólares mensuales con sus dos especialidades. Es pequeño, rechoncho y su cuerpo refleja trabajo en pesas, de unos cincuenta años. Luce una gorra tipo militar color azul. Mire, dice mientras saca su cédula ecuatoriana de identidad, soy legal aquí, pero si yo salgo en una entrevista en seguida me ven en Cuba y empieza una seguidilla con mis papás. Usted no se imagina lo que es eso. Se arrepiente de haber tomado el camino del Ecuador. Confiando en la propaganda de la ciudadanía universar y la igualdad de derechos para los extranjeros. Me arrepiento de haber metido a mi esposa y a mi hija en esta aventura, dice. Y llora. Tiene la voz gruesa y sus palabras, anegadas de pesar suenan como las de un jovencito que ha sido cogido en falta. Está al pie de la Unidad de Flagrancias y está rodeado de mujeres activistas ecuatorianas, que de algún modo buscan consolarlo. Ya va a pasar, le dicen. Pero no se consuela. Cree que están solos, que los cubanos son los nuevos judíos de América y no entiende porqué los gobiernos tienen que hacer el juego "a los Castro", (como se refiere a Fidel y Raúl Castro).

Sábado 9 de julio, 10H00. En la Unidad de Contravenciones, ubicada en un edificio judicial en la calle Roca, en el sector de La Mariscal, una valla policial impedía el paso. Un grupo de cubanos, hombres y mujeres, esperaba el resultado de las audiencias que tenían lugar en el interior. La Unidad de Contravenciones analizaba la situación migratoria de por los menos 151 extranjeros de nacionalidad cubana. Poco después de las 10:00, Juan Pablo Albán, catedrático universitario y abogado de derechos humanos, salió brevemente a la puerta del edificio judicial para que denunciar que no menos de 60 personas habían sido trasladas por la Policía hacia el aeropuerto de Tababela, y un número no determinado de ellas, embarcadas en un avión de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) con destino a Cuba.

Según Albán, los familiares no habían podido confirmar, hasta esa hora, que los cubanos habían llegado al Aeropuerto José Martí de La Habana a bordo del avión de la FAE, por lo que no se podría descartar que se trate de un caso de "desaparición forzada de personas".

Albán exigió al Gobierno que explique el paradero de esas personas, y cómo fueron deportadas si todavía no se habían notificado las resoluciones de deportación.

Sostuvo también que, entre las personas que salieron del país, hubo algunos cuyas deportaciones habían sido negadas y aún sí se los deportó.

Por su parte, Francisco Hurtado, otro de los abogados defensores, sostuvo que el Estado debe informar sobre el paradero de las personas, y que no se permitió las apelaciones. Hurtado dijo que el tema deberá ventilarse en cortes internacionales, pues se ha cometido un traslado irregular y arbitrario.

Un recurso de hábeas corpus, que había sido presentado por la defensa, recién sería ventilado el próximo martes, a pesar de que se presentó el mismo día de la detención. "Esto confirma que el enfoque es de criminalización de las migraciones", para quien este proceso han sido deportaciones colectivas, prohibidas por instrumentos internacionales.

Mientras tanto, familiares y amigos reclamaban a gritos en la calle, ante un grupo de policías antimotines que resguardaba el edificio judicial. Hurtado, visiblemente conmovido, se acercaba a los grupos de cubanos para tratar de calmarlos. Varias mujeres presentes en el lugar derramaban lágrimas mientras calificaban como una injusticia a la deportación de sus amigos y familiares.

El Ministerio del Interior emite una información oficial ese día: 29 cubanos han sido deportados a Cuba respetando sus libertades individuales.

Policía golpea cámara de un abogado defensor mientras intentaban hablar con los cubanos detenidos:

Un policía golpea la cámara de un abogado defensor en la madrugada del 11 de julio mientras intentaban hablar con los cubanos detenidos.

Lunes 11 de julio, a las 8H30. Un mensaje colectivo en whatsapp advierte de un plantón en el Hotel Carrión, donde permanencen otros 50 cubanos a la espera de una deportación o de lo que decidan las autoridades, pues lo que los jueces sentencien ya no tiene validez en el Ecuador. Al pie de la puerta de la cárcel para extranjeros indocumentados, permanence un funcionario de la Defensoría del Pueblo. Se llama Luis Mena, y a pesar de mostrar sus credenciales y que la ley y la constitución lo protegen, tres policías le impiden la entrada a la prisión. Resignado, está a la espera de que una funcionaria, Carla Almeida, coordinadora de Migración, lo deje pasar. 

A su lado, varios abogados del equipo que ha defendido inutilmente a los cubanos permanece en cerca de la pared. Son entrevistados por los pocos medios que se dan cita. Entre ellos está Daniela Salazar, subdecana de Derecho de la U. San Francisco de Quito. Ella explica las violaciones al debido proceso en que ha incurrido el Estado ecuatoriano:

"El operativo de detención en el parque El Arbolito, cuando ellos estaban protestando pacíficamente, ya fue desmedido, hubo violaciones a su integridad personal. Además no tenía sentido: no hace falta detener a personas sino ponerles a órdenes de un juez de migración. En este país la migración no es un delito, no está en el Código Penal. Haberlas detenido ya fue una violación, pero las personas no pueden estar detenidas por más de 24 horas sin ser puestas en presencia de un juez. Ninguna de las personas detenidas tuvo ese derecho. Tenían que haberlos liberado de inmediato solo por eso. Los primeros casos llegaron ante los jueces 50 horas después e incluso luego de cuatro días de detención. Las audiencias ante los jueces que decidieron la deportación o no, se realizaron luego de que se había presentado un habeas corpus. Según mi criterio jurídico, todos los jueces debieron asbtenerse de conocer esas audiencias hasta que se resuelva sobre la privación arbitraria o no de estas personas. Sin embargo se celebraron.

Las audiencias de deportación se realizaron en pocos minutos, a los abogados no se les permitió tener contacto con sus defendidos antes de la audiencia, se les mantuvo incomunidados.

"Si bien tuvieron la apariencia de ser individualizadas, las audiencias fueron lo más cercano a una audiencia colectiva. Se realizaron en pocos minutos, a los abogados no se les permitió tener contacto con sus defendidos antes de la audiencia, se les mantuvo incomunidados. Los abogados tuvieron muy poco tiempo para la defensa, se causó angustia a la defensa. 

"Los jueces tuvieron que dar ese momento su veredicto pero decidieron notificar en 48 horas. Para cuando llegaron esas notificaciones ya algunos habían sido deportados. Entre las personas que fueron deportadas a Cuba algunas tenían orden de libertad. Había personas solicitantes de refugio, en la audiencia y antes. Esas tenían que haberse tramitado antes de su deportación. Deportar a un solicitante de refugio es absolutamente contrario al derecho internacional. Y en todo caso no se los podía devolver a Cuba, que es el país donde su vida e integridad corren peligro. 

"Hay violaciones a la integridad personal de los cubanos. Estuvieron detenidos en un calabozo de Flagrancias, no se permite la entrada abogados, familiares ni periodistas al Hotel Carrión. Hay personas que fueron sometidas a violencia física, que están golpeadas. Hay videos, incluso de hostigamiento a los abogados.

"Todo esto es contrario a la Constitución y a los convenios internacionales suscritos por el Ecuador.  Siempre se ha priorizado la cuestión política sobre la jurídica. Las consignas políticas, que creo se reciben de otros países, se ejecutan por parte de funcionarios del Ministerio del Interior por sobre la Constitución y las normas expresas. Creo que hasta hay irresponsabilidad e ingnorancia en estos funcionarios. El crimen de deportación colectiva es un crimen de lesa humanidad y está previsto en el Estatuto de la Corte Penal Internacional. Si se comprueba esto, una deportación colectiva es un crimen penal internacional. Y en este caso responde de manera personal los funcionarios responsables, en este caso el viceministro del Interior, Diego Fuentes".

Francisco Hurtado es abogado, pero no litiga. Ahora está de vocero judicial en esta maratón de seis días, donde ha dormido entre tres y cuatro horas diarias. Es también el enlace entre los abogados defensores y las familias cubanas en este amargo trance. A él se le acerca una mujer de unos 60 años, con el rostro mojado por las lágrimas y la mirada de ojos claros algo perdida. Lo mira con tristeza y abraza a este joven flacuchento, con zapatos tennis, camiseta y jean; de barba rala y anteojos. Quiero irme a Cuba, ayúdame, le ruega. Me he quedado sola aquí, ya no quiero estar aquí, se han llevado a mis hijos, a mi esposo. Lo abraza. Hurtado la apapacha como si fuera su hijo; ya vamos a ver, le dice. No te preocupes. Así se la ha pasado desde que empezaron las deportaciones: consolando madres y esposas, calmando a maridos y hermanos que quieren irse contra el planeta a puñetazos por la impotencia y la rabia. No se cansa de hablar, desde hace cinco días no ha parado de hablar con los medios, con los cubanos, con las autoridades que acceden a hacerlo. Mientras sus colegas se fajan en tribunales y frente al Estado, él habla:

"No es solo el hecho de que el ministro del Interior graciosamente diga que ninguno de los cubanos deportados ha podido demostrar su situación de regularidad. Lo que demuestra todo esto es que cuando hicieron el desalojo en El Arbolito cogieron a quien quisieron y temos situaciones dramáticas. Hay una señora que está en el Hotel Carrión cuya hija estuvo en Flagrancia y su esposo en el Carrión. Ayer fueron llevados todos al aeropuerto y ya no regresaron. La señora tuvo orden de libertad inmediata y su caso era exactamente el mismo que su hija y yerno: tenía una tarjeta de 90 días vigente y sinembargo los sacaron al aeropuerto y trasladaron a Cuba. 

Hay el caso de una adolescente de 16 años de edad que está libre, que su mamá ya está en Cuba y su papá fue trasladado al aeropuerto ayer.

"Hay el caso de una adolescente de 16 años de edad que está libre, que su mamá ya está en Cuba y su papá fue trasladado al aeropuerto ayer. Tenemos el caso de una mujer ecuatoriana de dos meses de embarazo cuyo esposo fue uno de los trasladados la madrugada del lunes. No sé si ha regresado pero debiera tener orden de libertad por vínculo familiar y sigue preso.  Hay muchas parejas que están separdas, familias separadas, unos libres, otros detenidos y otros deportados. 

"Los abogados estamos pendientes de todos estos casos. Tenemos las órdenes de libertad, pero no podemos ingresar al Carrión, no llegan los defensores públicos con las órdenes de libertad. 

"Estamos en esto desde el 6 de julio, cinco días en esto. Estamos Juan Pablo Albán, Javier Arcentales, Cindy Aguilar, Rubén Aguinaga, Felipe Ribadeneira, Jorge Hernándes, Alex Valle, Daniela Salazar, Ramiro Ávila, Gina Benavides. Paola Moreno, Soledad Álvarez, Gionana Yipán, Amedh Correa. Un grupo grande de personas. Son del Consultorio Jurídico de la Universidad San Francisco, de la Universidad Católica, apoyo de algunos profesores de la Universidad Andina, de abogados de algunas organizaciones de derechos humanos".

No están los políticos de oposición, los sindicados, los gremios profesionales (excepto el Colegio de Abogados), los estudiantes, los de izquierda, centro o derecha, los quiteños y quiteñas... Muchos aplauden.

Pancho Hurtado dice que el gobierno quiere construir una verdad sobre estos hechos. Apela a que mucha gente piense que todas las personas están en situación irregular, que ninguna puede quedarse y que se ha respetado el debido proceso. La intención de hoy es proteger a la gente que pudo volver en el bus desde el aeropuerto de Tababela. La idea es convocar a la gente para dar apoyo y están debastadas, destruidas. 

(Se le acerca una reportera de RTU. A las 9 de la mañana, Hurtado da la quinta entrevista del día. La reportera le pide nada más dos minutos. Bueno, accede el abogado, pero me saca todo lo que diga).

Al medio día de este lunes, todos los defensores de derechos humanos que han luchado por los cubanos y cubanas emiten un comunicado:

"11 de julio del 2016. El caso de las 151 personas migrantes cubanas desalojadas del parque El Arbolito (Quito) en la madrugada del miércoles 6 de julio, a través de un operativo policial de control migratorio, y luego detenidos, sigue sin resolverse y muestra una serie de violaciones al debido proceso. Se conoce que entre la 01.30 y 02.00 de la madrugada de hoy, tres buses de la policía nacional trasladaron a 71 cubanos detenidos al aeropuerto de Tababela, para su deportación; 24 eran mujeres y 47 eran hombres. Al menos 16 de estas personas tenían resolución judicial de no deportación, en base a la cual se ordenaba su libertad; 3 tenían carnet de refugio extendido por el gobierno de Brasil y una persona era considerada de “interés” para la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Ecuador.

"Ya en Tababela y quizás por la presión de los defensores de derechos humanos, 24 de estas personas fueron devueltas al albergue del Ministerio del Interior en la calle Carrión, donde están migrantes detenidos y esperando procesos de deportación. Otras 29 personas fueron deportadas el sábado en la madrugada.

"El gobierno ecuatoriano, a través de voceros del Ministerio del Interior, ha asegurado que en las deportaciones de los cubanos detenidos el miércoles pasado no se ha violado ningún derecho humano. Si todo fuese tan correcto y transparente como argumentan funcionarios públicos, ¿por qué los dos operativos de deportación se realizaron en horas de la madrugada? ¿Qué necesidad había de utilizar un operativo con grupos especiales de la policía como si fueran delincuentes?

"Académicos/as del país y defensora/es de los derechos humanos denunciamos los siguientes hechos y expresamos públicamente nuestro rechazo:  

1. Ningún desalojo puede ocurrir en horas de la madrugada, sin previo aviso, más aún cuando se produce vulnerando el permiso municipal que tenían lo/as migrantes cubanos para permanecer en ese lugar.

2. Se ha incumplido el plazo de 48 horas para resolver los casos de migrantes en situación de irregularidad migratoria. Los y las migrantes cubanas llevan detenidas seis días.

3. Se ha incumplido el plazo legal de 24 horas para resolver la solitud de habeas corpus, la misma que se presentó el jueves 6 de julio y recién se resolverá el martes 12 de julio.

4. Se ha violado el debido proceso en las deportaciones ejecutadas, ya que los abogados de las personas afectadas no fueron notificados de las sentencias y por tanto no pudieron hacer uso de su derecho a la impugnación.

5. Se trasladó al aeropuerto de Tababela y posiblemente se deportó a personas con resolución judicial de no deportación y orden de libertad.

6. Se ha violado el principio de unidad familiar ya que algunas personas que fueron deportadas tienen familiares cubanos o ecuatorianos (hijo/as, esposa/os) en Ecuador.

"Además, expresamos nuestra preocupación pues sostenemos que esto no constituye un hecho aislado, sino la evidencia de la política migratoria que efectivamente está implementando el Estado ecuatoriano, particularmente en contra de la población extranjera que reside y circula por el país. Antecedentes inmediatos de este modelo de política migratoria vigente en el Ecuador, se muestran en los siguientes hechos:

"A partir de finales de noviembre de 2015 el gobierno ecuatoriano restableció el requisito de visa de turismo para ciudadanos cubanos, el que se había eliminado en el año 2008 como parte de una política migratoria que pretendía establecer el principio de ciudadanía universal.

"El 26 de junio de 2016 se ejecutó el violento desalojo de un grupo de personas de nacionalidad cubana que permanecían en los exteriores de la embajada de México en Quito, con el fin de pedir visas humanitarias al gobierno mexicano para trasladarse hacia ese país.

"En Ecuador existen centros de detención para extranjeros en proceso de deportación, que no se reconocen como tales. Así sucede con el “Hotel” Carrión, a cargo del Ministerio del Interior, que es considerado oficialmente como un “albergue”. 

Estos antecedentes ponen de manifiesto la incoherencia en las acciones del Estado ecuatoriano, frente a lo establecido por la Constitución Política del Ecuador.

"Además de estas muestras de endurecimiento de la política migratoria, se puede mencionar otras como la exigencia de carta de invitación a personas de origen cubano como requisito para otorgar la visa, las trabas impuestas para la legalización de títulos académicos de migrantes cubanos/as en busca de trabajo profesional, y el costo desproporcionado de la visa para personas de origen cubano.

"Estos antecedentes ponen de manifiesto la incoherencia en las acciones del Estado ecuatoriano, frente a lo establecido por la Constitución Política del Ecuador, donde se garantiza el respeto a los derechos humanos de personas extranjeras, se establece el principio de no discriminación por condición migratoria, se garantiza la protección a personas en situación de vulnerabilidad (incluyendo a migrantes), el derecho a la libre movilidad y la ciudadanía universal.

"Por estas razones, expresamos también nuestra preocupación ante la posibilidad de que en el Ecuador se instaure una política migratoria basada en la criminalización, la persecución, la deportación y la detención, con el consecuente riesgo que ello implicaría para personas extranjeras de diversas nacionalidades que en la actualidad residen en el país o transitan por su territorio.

"Finalmente, exigimos una respuesta clara de las autoridades ecuatorianas, especialmente del Viceministerio de Movilidad Humana, adscrito a la Cancillería del Ecuador, así como exigimos respeto y cumplimiento de los principios establecidos en la Constitución y los estándares internacionales para la protección de derechos humanos de los y las migrantes.

Firmamos,

1.     Francisco Hurtado

2.     Javier Arcentales

3.     Daniela Peralta

4.     Giovanna Tipán

5.     Paola Moreno

6.     Juan Pablo Albán

7.     Marcela Moscoso

8.     Gabriela Cevallos

9.     Soledad Alvarez Velasco 

10.  Gioconda Herrera

11.  Martha Cecilia Ruiz

12.  María Patricia Ramos

13.  María Mercedes Eguiguren

14.  Lucía Pérez

15.  Iréri Ceja

16.  Mónica Salmón

17.  Gabriela Alvarado

18.  Guadalupe Yapud

19.  Andree Menard,

20.  Laura Isabel Suarez

21.  Laura Lozano León

22.  Lidia García

23.  Daniela Celleri

24.  Carmen Gómez

25.  Soledad Coloma

26.  María Isabel Moncayo

27.  Andrea Aguirre

28.  Cristina Vega

29.  Miriam Paredes

30.  Lisset Coba

31.  Cristina Cielo

32.  Soledad Varea

33.  Luis Túpac-Yupanqui

34.  Danilo Manzano

35.  Alex Valle

36.  María Amelia Viteri Burbano

37.  Mateo Martínez Abarca

38.  María Belén Moncayo C.

39.  Kati Álvarez

40.  Edwin Aguirre Baquero

41.  Viviana Mosquera Ampudi

42.  Santiago Cadena

43.  María Paula Granda Vega

44.  Patricio Javier Aguirre Negrete

45.  Verónica Mera

46.  Gabriela Ruales

47.  Isadora Parra

48.  Nancy Burneo

49.  Cristina Burneo Salazar

50.  Ricardo Buitrón

51.  Alejandra Santillana Ortiz

52.  María Fernanda Moscoso

53.  Clara Merino

54.  Andrés Vallejo

55.  Diana Coryat

56.  Inigo Arrazola Aranzabal

57.  Lucy Santacruz

58.  Gabriela Alemán

59.  Álvaro Campuzano Arteta

60.  María Paula Romo

61.  Mario Unda

62.  Claudia Sofía Garriga López

63.  María Rosa Cevallos Castells

64.  Karina Marín

65.  Santiago Ortiz

66.  Nancy Carrión Sarzos

67.  Rocío Rosero Garcés

68.  Soledad Quintana

69.  Harold Burbano

70.  Nathalia Bonilla

71.  Lizardo Herrera

72.  Mónica Mancero

73.  Judith Flores Chamba

74.  Gabriela Zambrano

75.  Sarawasti Rodríguez Ledesma

76.  Mauricio Burbano

77.  José Egas

78.  David Cordero Heredia

79.  David Suárez

80.  Diana Santos

81.  Fernando Valencia

82.  Ana Malorga

83.  María Fernanda Viteri

84.  Rosa Manzo Rodas

85.  Roberto Granja

86.  Verónica Redrobán

 

Author: Plan V

Artículos más recientes

Por Alberto Roteta Dorado
la-nueva-constitucion-cubana-un-instrumento-de-legitimacion-del-regimen  La nueva Constitución cubana, un instrumento de legitimación del régimen Santa Cruz de Tenerife. España.-  Hay ciertos temas que merecen ser retomados aunque a los lectores les resulte reiterativo, algo que puede...
Por Patria de Martí
la-onu-debiera-cambiar-su-nombre-odu-organizacion-de-dictadores-unidos  Con el nombramiento de Michelle Bachelet como Alta Comisionada de Derechos Humanos, la ONU debiera cambiar su nombre a ODU (Organización de Dictadores Unidos).El próximo paso será la modificación de la Declaración...
Por Nuevo Accion
el-futuro-del-partido-democrata-socialista-o-islamista  Los líderes del Partido Demócrata: El Presidente el marxista Tom Pérez, y el Vice-Presidente el Keith Allison, primer musulmán Congresista por Minnesota.Armando Valladares, escritor y exembajador de EEUU en la ONU pone al...
Por Alberto Roteta Dorado
no-es-una-nueva-constitucion-lo-que-necesitan-los-cubanos-sino-un-nuevo-sistema-sociopolitico  No es una “nueva” Constitución lo que necesitan los cubanos, sino un nuevo sistema sociopolítico. Santa Cruz de Tenerife. España.- Por estos días los que nos dedicamos al análisis del acontecer cubano y del mundo hemos...
Por José Raúl Vidal
la-jerarquia-catolica-de-cuba-in-partibus-infidelium  Carta que, bajo el título La iglesia católica en Cuba: In partibus infidelium,  escribiera a Mons Emilio Aranguren Echeverría, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC) , luego que este le...
Por INFOBAE.COM
donde-llegue-el-comunismo-es-maldad-tirania-muerte  El comunismo es maldad, tiranía, muerte: A finales del siglo XX y en estas casi dos décadas transcurridas del XXI, Venezuela, la provincia consentida y muy cuidada por los tiranos Castro y ahora por sus...
Por Alberto Roteta Dorado
el-26-de-julio-un-fracaso-politico-convertido-en-victoria-de-ideasSanta Cruz de Tenerife. España.- Este 26 de julio, la fecha escogida e impuesta por el dictador Fidel Castro como el día de la Rebeldía Nacional, será la primera vez que no se celebre bajo la presidencia absoluta de los...
Por INFOBAE.COM
mostrando-el-c-al-estatuto-de-roma  Más de 19 años de una tiranía cuya meta es eternizarse como lo logró la de Cuba con sus ya casi 60 años martirizando y esclavizando a esa isla sacrificada, tendría que preocupar grandemente a venezolanos que pretendan...
  • DEBATE: ¿Existe en CUBA una DICTADURA TOTALITARIA? 1ra Parte
  • Reconciliación por medio de la justicia
  • Últimas Noticias de Cuba
  • Regale un Libro