Trump perdió dinero como presidente

Trump perdio dinero como presidente

Trump perdió dinero como presidente. Un nuevo informe financiero confirmó la afirmación del presidente Trump de que no sólo no se benefició de la presidencia, sino que en realidad se hizo menos rico como resultado de su servicio al pueblo estadounidense.

Esto es según las estimaciones de Forbes, que fueron publicadas en su lista anual de multimillonarios el martes. En ella se evalúa su patrimonio neto en 2.400 millones de dólares, lo que supone un descenso con respecto a los 3.500 millones de dólares de 2017, al inicio de la administración Trump.

Eso significa que, a pesar de los cuatro años de acusaciones de la izquierda de que el presidente Trump se estaba enriqueciendo desde la Casa Blanca, su tiempo en el cargo en realidad le costó alrededor del 32% de su riqueza total. Esto confirma la verdad detrás de sus numerosas declaraciones al respecto. 

"Creo que, en una combinación de pérdidas y oportunidades, probablemente me costará entre 3.000 y 5.000 millones de dólares ser presidente", declaró anteriormente. "Y lo único que me importa es este país... no podría importarme menos, por lo demás".

Además, el análisis realizado por Forbes y verificado por expertos del sector también proyectó que si el presidente Trump hubiera vendido todos sus activos y utilizado los ingresos para invertir en el mercado de valores, se habría hecho 1.600 millones de dólares más rico.

Esto se debe al próspero mercado de valores supervisado por la administración Trump e impulsado por una revisión del código tributario estadounidense favorable a las empresas, que fue encabezada por el presidente Trump. Según Forbes, se negó a "sacar provecho de un auge del mercado que ayudó a impulsar".

Aunque la Constitución obliga a que el presidente reciba una cantidad de sueldo decidida por el Congreso y, por tanto, un comandante en jefe en funciones no puede negarse legalmente a ello, el presidente Trump no se benefició.  Manteniendo una de sus primeras promesas de campaña, donó la totalidad de su salario, fijado en 400, 000 dólares al año o 1,6 millones de dólares en cuatro años, a varias agencias gubernamentales a lo largo de su presidencia.

Su primera donación trimestral fue de 78.333 dólares, que según Forbes eran sus ganancias después de impuestos. Esto fue rematado por un donante "anónimo" con un total de 100.000 dólares, que fue la misma cantidad que el presidente Trump donó cada dos trimestres de su presidencia. Esto sugiere que no sólo no cobraba un salario, sino que recurría a sus propios fondos privados para pagar los impuestos sobre ese salario y luego donaba la cantidad antes de impuestos.

Sin embargo, a pesar de todas esas pérdidas financieras, el presidente Trump dijo en repetidas ocasiones que no se arrepentía de haber hecho ese sacrificio por el bien del pueblo estadounidense.

¿Te gustó?, ¡Compártelo con tu opinión!